Eventos Culturales | 31-07-2015

Interesantísima conferencia de Elisa Carrió en Benei


El pasado jueves 23 de julio, recibimos a la Dra. Elisa Carrió dentro de nuestro ciclo de conferencias. La abrumadora cantidad y calidad de los conceptos vertidos, nos obliga a reemplazar la crónica de lo vivido, con la transcripción de algunas partes:

“Nosotros como sociedad hemos violado la ley de la vida. Tanto los gobernantes como también el asentimiento colectivo a la violación de la ley de la vida. Es decir, no matar, no robar, no mentir, no usar al otro, son las reglas para que haya vida familiar, colectiva. Y nosotros la hemos invertido. El problema no está en los que mienten, roban o matan; sino en los que prestan su consentimiento indiferente o su apoyo decisivo. La gran pregunta que se hace Jaspers, después de lo que sucedió en Alemania, no es quiénes habían ejecutado los crímenes ni quiénes eran las víctimas, sino qué estaba haciendo el resto cuando esto sucedía. Yo creo que este es el primer acuerdo al que nosotros tenemos que llegar en la Argentina que viene. Por eso yo hablo del contrato moral. En realidad yo llamo contrato moral a volver a la ley de la vida, que no es otra cosa que el decálogo. Ni siquiera todo el decálogo, algunos mandamientos por lo menos…”

“¿Por qué nos gusta tanto la mentira? Porque nos gusta la ilusión. Y hay una diferencia entre la ilusión y la esperanza. El hombre fue arrojado a elegir, fue arrojado a la libertad y hay que decidir.
Yo creo que ahora Argentina tiene que decidir. Primero qué vida quiere, ¿quiere volver a la ley de la vida o quiere vivir escapando de ella y fugando? Segundo, ¿quiere una vida humanista, quiere ser heredera, con sus vicios y virtudes, de occidente, es decir, de los valores judeocristianos, o quiere ser una factoría china? Y tenemos que decidir si queremos una Argentina integrada, pluralista, democrática, con ley y con Constitución. También si las clases productivas van a seguir sosteniendo con impuestos a los ladrones que nos gobiernan y que nos negocian todo. Hay que decidir. El ser humano está arrojado a decidir y esto es maravilloso. Ahora, qué difícil que es decidir y qué cómodo que es ser esclavo.”

“Es necesaria una unidad para poder empezar a discutir estas cosas. La unidad no supone unanimidad. Supone, la unidad necesaria pero no elude la decisión de ustedes. Ustedes van a decidir. Y no somos iguales. Y muchos no quieren decidir. Son ustedes los que tienen que poner la garantía con su voto…”

“Otro contrato es el republicano, porque si no, hay dictadura de una mayoría o de un hombre. Cuando se viola la Constitución, la dictadura puede ser de una mayoría. Esto fue Alemania. La solución final fue aplaudida por la mayoría de Alemania. O hay democracia, o hay autoritarismos, o hay dictaduras de mayorías circunstanciales. Lo único que posibilita que haya derechos de las minorías y algo del orden de la justicia es la república; “res-pública”, cosa del pueblo, poderes controlados.”

“El otro contrato es de moralidad económica. No puede ser que las clases productivas, las clases comerciantes, los trabajadores, paguen los impuestos que no pagan los que tienen bonos, los que especulan y los que se roban el país. Pero no porque esté haciendo demagogia sino, porque sencillamente es injusto. En consecuencia hay que pagar menos impuestos y todos tienen que pagar impuestos. Porque si se pagan menos impuestos va a ser más conveniente, más exitoso, ser legal que ilegal. Hoy, hasta los que quieren ser legales no pueden serlo porque el Estado los atrapa de tal manera, que el que es totalmente legal, quiebra. Entonces es el propio Estado que te mete en la ilegalidad para decirte: “todos somos iguales”. De esto hay que salir, porque si no hay prosperidad económica de las clases medias no hay ejemplo de prosperidad, ni de crecimiento, para el ascenso social de las clases pobres. Y sin esto, las clases pobres son esclavas del poder de turno a través de las migajas de cada día.”

“El ingreso ciudadano a la niñez era para todos. Si yo trabajo, padre y madre, y mi hijo, por derecho, cobra el ingreso ciudadano, yo soy de clase media o clase media baja. Y si yo no trabajo mis hijos cobran igual y van a la escuela, pero el chico del padre o madre que no trabaja, le va a decir: “Papá, ¿por qué no salís a trabajar, así estamos como el de al lado?” Ahora le dicen al que trabaja: “Papá, ¿para qué te vas a trabajar y te matás todos los días? Más vale quedate y recibís el subsidio”. ¿Se entiende cómo es esta perversión, esta distorsión? Han construido una fábrica de pobres en el conurbano para mantener el poder en la Argentina. ¿Entienden por qué ellos tienen la base del 35%? Ellos tienen la base de la esclavitud del subsidio y del no trabajo como un instrumento para mantener el poder. Porque si la gente es próspera, si la gente tiene educación, si la gente tiene salud y si la gente tiene libertad, no vota a vulgares ni a delincuentes ni a narcotraficantes.”

“Di-s nos dio parte de omnipotencia para que nosotros juguemos, por eso nos dio el libre albedrío. En consecuencia es un di-s que llora porque no lo ayudamos. A mí me gusta ese di-s, yo creo que Di-s llora. A veces, se me hace que ese llanto, es el llanto de alguien que queriéndonos hacer libres, ve que nosotros persistimos en ser esclavos.”

“Las alianzas económicas deben ser con países democráticos y que respeten la discusión, el diálogo y los derechos humanos. ¡Fíjense en las alianzas estratégicas! Con Putin, que es un psicópata, que además no nos da nada, o con una factoría china. Esto es la desesperación de un país que se entrega por unos dólares y que nos entregan por unos dólares.”

“Nisman fue puesto de fiscal por su condición de judío, para que de alguna manera sea una garantía de que se iba a investigar. Era seguro que lo iban a matar porque, cuando un Estado acusa a otro Estado y a sus ministros, de terrorismo internacional y después, pacta con ese Estado para terminar el conflicto, el que acusa está muerto. Porque lo que hicieron con Nisman, es abandonar al fiscal… Lo que Nisman iba a decir es que Argentina trianguló con Venezuela recursos humanos para el desarrollo de agua pesada, con la cual producir plutonio para Irán. Porque mucho del petróleo que vino a la Argentina, decían que era de Venezuela pero en realidad vino de Irán. Este es el negocio. El operativo de inteligencia es ensuciar todo. Siempre una muerte de inteligencia es sucia, para que siempre quede como una muerte dudosa… No me importa quién fue Nisman en vida; me importa que Nisman está muerto, por judío y por defender una causa en la que creía y porque no negoció.”

“La permisión cultural a que se viole la Constitución se rompe con el buen ejemplo. Salir de la disciplina partidaria es un pecado para algunos. Yo la única disciplina que conozco es a los principios, no a la burocracia de un partido. Veo esa disciplina en el parlamento en todos los gobiernos. Lo que pasa es que ellos ahora, lo llevan al nivel patoteril. Ahora hay una especie de Gestapo ridícula que es La Cámpora, pero ridícula en el sentido que controla a sus propios compañeros.”

“Hay una cierta ambigüedad, indiferencia y no compromiso en la sociedad. Porque construir una Argentina moral y republicana, nos obliga a un cierto compromiso. Hay una salida a la libertad individual pero la salida a la libertad colectiva es de todos. No es solo de los gobernantes. Hay también mucha frivolidad y no hay esperanza. Fíjense como después de la queja está la resignación y la esclavitud. El primer principio de la no violencia es resistirse a toda forma de humillación. Cuando te mienten te humillan. No hay que consentir la mentira; ni en la familia ni en lo público ni en lo privado.”

“Hoy la guerra es semiótica. De significado, de impacto y de comunicación. La guerra que pierde los Estados Unidos en este siglo es de comunicaciones, es la caída de las torres gemelas. Es semiótica pura. Hecha por expertos en comunicaciones. El ISIS lo que hace son puestas en escena comunicacionales, no tenés más tanques. Van contra occidente, contra los valores judeocristianos. Estas son las consecuencias de las frivolidades de pseudo izquierdistas que han llevado a muchos a ser stalinistas simplemente por el hecho de ser anti yanquis o anti israelíes.”

“Es muy curioso que yo sea una heroína afuera y una loca adentro. A mí me gusta ser loca… porque la lucidez es una forma de locura en una sociedad mediocre.”

Benei Tikva · Sinagoga Leo Baeck · secretaria@beneitikva.org.ar

Vidal 2049 · CP1428CSE · Ciudad de Buenos Aires - (+5411) 4781-9392