Juventud | 06-05-2016

Manteniendo viva la memoria 1

Por Iván Ulman (Janij de Iajad, talmid de Najshon)

El sábado 30 de abril los janijim de ramah y madrijim tuvieron la oportunidad de un encuentro con HÉLÉNE GUTKOWSKI, sobreviviente de la Shoá y miembro de Generaciones de la Shoá. Además, dentro del módulo educativo sobre Shoá y Holocausto los chicos de Najshon participaron de una visita guiada en el Centro Ana Frank Argentina.
Nos cuentan lo vivido!

Bueno. Por parte de Benei Tikva me pidieron que escribiera para el koleinu, acerca de la charla de la shoá que tuvimos el sábado y de la visita del curso de madrijim al centro de Ana Frank.
Primero les quiero contar de la charla: me pareció muy interesante y me llamó la atención la forma en que tuvieron que “vivir” para poder subsistir. Si bien tenía un conocimiento sobre Ana Frank y su vida, al salir del centro de Ana Frank me quedé con la idea de que todos los sobrevivientes a la Segunda Guerra Mundial habían pasado por un campo de concentración y habían logrado salvarse al igual que su padre. Posteriormente a la charla, comprendí que había otras personas que no habían pasado por la misma situación. No obstante ambas situaciones fueron diferentes, en todas han sufrido y fueron privadas de su libertad. Fue muy útil la charla, ya que ratifiqué conocimientos y logre adquirir nuevos.Por otra parte, Helen adaptó la forma en que nos contó sus experiencias a nuestra edad y fue muy abierta al responder nuestras preguntas y dudas haciéndolo más interesante.
Cuando vimos la película en el museo, el traductor omitía traducir al español ciertas partes del contexto de la época reflejadas en carteles y publicidades, al estar escritas en alemán, impidiendo de esta forma su comprension total a aquellas personas que desconocen ese idioma.
Además, me sorprendió gratamente cuando Helen hizo refe-rencia al respeto por el otro como un valor que a ella (y a mí también) le gustaría transmitir en una peulá.
Después de esta actividad pude valorar la libertad con la que uno convive diariamente. Además, la persona que nos guió era un voluntario de mi misma edad, y eso significa que todos tenemos la posibilidad de interesarnos e involucrarnos en nuestro pasado.
Por último, quisiera agradecer a todas las personas que hicieron posible (coordinadores de curso, ramah, etc.) vivir esta experiencia tan interesante y reveladora de la historia.

Benei Tikva · Sinagoga Leo Baeck · secretaria@beneitikva.org.ar

Vidal 2049 · CP1428CSE · Ciudad de Buenos Aires - (+5411) 4781-9392